lunes, 23 de julio de 2007

La semana de la información

Hoy se está hablando mucho de la libertad de prensa, la libre expresión etc pero siempre se habla cuando haciendo uso de ese derecho se viola alguna sensibilidad o cuando su uso roza los límites de lo eticamente correcto con el afán de provocar y/o llamar la atención.

En este caso, esta semana se ha hablado, y se seguirá hablando del video de los Cachorros Rojos y de la publicación de El Jueves. Creo que ambas no distán mucho en su cometido llevando al límite su expresión como mera estrategia de marketing, y es que ambas buscan el ser comentadas. La mala fama, aunque mala, es fama.

Sin entrar mucho en el fondo de sus contenidos, y tras haber visto el mencionado video, es obvio que es simple y lo único que se saca como conclusión es que buscan confrontación aunque critiquen la crispación. Y desde luego, la caricatura del pseudo periódico es más ocurrente y más oportunista que el video. Más bien parece criticar al gobierno y la medida tomada, a simple vista, que la Casa Real.

Yo me pregunto hasta que punto será la ambición de marketing que tras censurar la publicación la vicepresidenta pone en duda la actuación de la fiscalia. Aunque tal vez la vicepresidenta, procediendo la extrema izquierda, piense realmente que nada hay por encima de la libertad de expresión y se debe admitir todo. Creo que la libertad de expresión debe ser como un medicamento, cada uno compra una caja y se toma las dosis que quiera, pero la sobredosis puede tener efectos secundarios, por eso el médico recomienda.

No obstante, la publicidad ya esta hecha, la caricatura está circulando, y aunque secuestren (como han llamado a esa censura) la publicación, los beneficios para ese periódico aumentarán a costa de su supuesto delito.


Por cierto, Polanco ha muerto.

1 comentario:

marco atilio dijo...

Totalmente de acuerdo en us exposición. El vídeo de los "nuevos rojos" -hay que ser ignorante para llamarse así- busca la polémica y me recuerda, en el trato al PP, a aquel vídeo del doberman. Y es que los sociatas aprenden rápido de sus mayores.

Un saludo.
www.marcoatilio.com