miércoles, 21 de marzo de 2007

La mochila

Después ya de algunos días de juicio del 11M, parece algo ya es innegable: toda la investigación, sumario, pruebas, testimonios ... son más que dudosos y están llenos de agujeros negros.

  • La famosa mochila de Vallecas, prueba sobre la que se sustentaba gran parte de la trama, no es posible finalmente de ubicar en el escenario del multi-crimen.
  • La gran furgoneta, muy probablemente no transportó ningún explosivo y es muy dudoso que tuviera alguna relevancia en nada, los testimonios se contradicen, la furgoneta estaba llena, la furgoneta está vacía.
  • Los explosivos, se han vuelto a analizar, porque después de decir que se habían analizado, después del tema de los peritos, resultó que no estaban analizados como debiesen.
  • Etc.

Para colmo, el desarrollo del propio juicio no esta libre de "anécdotas" significativas. Lo último ya, es que una fiscal recrimine a una de las victimas: Olga Sánchez le ha reprochado que "debería estar contento de estar vivo" (1). A mi casi me suena a amenaza, pero bueno, confiemos en la buena voluntad de la fiscal.

Esto es ya de cine, pero de cine de Pedro Almodovar.


Por cierto, recomiendo este documental, el cual también se puede encontrar por el emule, y por supuesto el blog de Luis del Pino.

4 comentarios:

marco atilio dijo...

Olga es una gran "fiscala" y vale ya...
Ahora en serio, sobre esta señora lo que no entiendo es como va por el mundo haciendo y diciendo esas burradas y nadie la denuncia por cobarde y vendida.

Un saludo.
www.marcoatilio.com

Legionarius dijo...

Lo que no se entiende es que una persona que trabaja para el estado pueda hacer semejantes declaraciones y continue en el juicio como parte.

Creo que la verdad no es la que nos han contado hasta ahora, y que esta no la sabremos nunca.

Un saludo español

GS dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios.

Lo que está claro es que éste no es el papel habitual de una fiscal. Tal vez sea fruto de la cuota de paridad, como comentaba en el blog de legionarius.

Por suerte, todo esto se está aireando un poco al menos, porque hacía tiempo que olía a rancio.

El Cerrajero dijo...

El sumario del 11-M está lleno de agujeros pero esperemos que no sean negros, de esos en que todo desaparece y nada sale.