sábado, 9 de junio de 2007

Reacción inversa

Ultimamente estamos asistiendo a los acontecimientos en cascada consecuencia del fin del "alto el fuego permanente" de ETA. El gobierno parece intentar demostrar ahora algo, quieren aparentar que siempre han tenido el control, y al mismo tiempo que siempre han hecho lo correcto, de forma que las exigencias de la oposición no tengan sentido.

Ahora es el momento en que sienten que tienen que desvincularse de ETA, y evidentemente ETA, siente que es el momento de volver a ejercer sus reivindicaciones. Ese momento es ahora porque han pasado unas elecciones que le han dado una dosis de realidad al partido socialista obrero (PSO).

Tienen que deshacer muchas cosas, muchas decisiones que tomaron a la ligera y sin escuchar más que los cantos de sirena y la ilusión creada confiando en la palabra de los violentos. No obstante, en química me ensañaron que cuando una reacción química se da en un sentido, la reacción inversa es costosa.

No se pueden empeñar ahora en que este desvarajuste es sólo causa de ETA, que lo es, pero los cómplices de un reo también son dignos de penitencia. No es derecho de un presidente alcanzar la paz cuando no hay guerra, es obligación de un presidente mantener el orden y la unidad y no jugar con manga ancha en beneficio de aquellos que no preservan ese orden.

Por eso es ahora el momento de recordarle al presidente que ya ha jugado bastante a ser presidente. Como dice MarcoAtilio, es un traidor, pero sobretodo cobarde.

2 comentarios:

marco atilio dijo...

Rafa, gracias por la referencia ;-)

Nuestro presidente ahora va de duro, pero en el fonde es un esclavo de la ETA y tarde o temprano volverá a vérsele el plumero... Por ejemplo, apuesto por un pacto PSN con Nafarroa Bai -espero, de corazón, equivocarme-. Tiempo al tiempo.

Un saludo.
www.marcoatilio.com

El Cerrajero dijo...

La legislatura está agotada, tanto como el propio Rodríguez el Traidor.

Solo espero que le quede un mínimo de dignidad --lo dudo-- y no apueste por el suicidio colectivo.